Consejos Para Después De Correr: Tu Guía Básica

Los consejos para después de correr son tan, o hasta más importantes que cualquier tip pre-entrenamiento. Si quieres evitar posibles lesiones, es importante tenerlos en cuenta.

Para comenzar, debemos entender que al realizar cualquier tipo de actividad física nuestro cuerpo es sometido a cambios considerables. Esto es especialmente cierto en el running o atletismo, dónde los músculos trabajan realizando movimientos repetitivos.

Este tipo de actividades puede generar lesiones importantes si no se toman previsiones esenciales. Entre ellas: el calentamiento previo, la correcta hidratación y una recuperación adecuada.

La última fase es esencial. Pero, ¿por qué?

A grandes rasgos, esta es la etapa que determina la efectividad de tu entrenamiento y tu capacidad para continuarlo. Un músculo mal hidratado, lesionado, o saltarte un descanso, pueden enviarte directamente a la sala de espera del doctor.  

Pero, ¿qué debes hacer?

Para ayudarte, escuchamos a los expertos y reunimos algunos de los mejores consejos para después de correr.

 

Consejos Para Después De Correr

Hidrátate Y Aliméntate

La correcta hidratación es sumamente importante para cualquier atleta. Mientras corres, tu cuerpo pierde gran cantidad de electrolitos a través del sudor. De esa forma, se deshace de minerales y otras sustancias que mantienen a tu cuerpo en funcionamiento.

Si te has hidratado regularmente durante el entrenamiento, las posibilidades de afectar negativamente a tu cuerpo disminuyen. Pero una vez que te detienes, es esencial impulsar tu recuperación hidratándote adecuadamente.

Pocos minutos después de correr, bebe agua, toma una bebida deportiva adecuada, o un smoothie. Es la mejor forma de ayudar a tus músculos a recuperarse. Para que se mantenga fresca más tiempo, asegúrate de llevar tu bebida de preferencia en un termo insulado Polar Bottle.

Una vez hidratado, es importante que recuerdes reponer tus depósitos de glucógeno. Estos te mantienen en movimiento durante el entrenamiento, y tardan unas 48 horas en reponerse por completo.

Para ayudar a tu cuerpo en ese proceso necesitas alimentarte. Mas no cualquier alimento servirá. Uno de los consejos para después de correr que puedes implementar es consumir carbohidratos de absorción rápida.

Lo más recomendable es dejar los carbohidratos de absorción lenta para unas horas antes de comenzar tu entrenamiento. Los carbohidratos más simples sirven para iniciar el proceso de recuperación más rápidamente sin afectar la digestión.

¿Lo más recomendable? Ingiere unas frutas, un batido, yogurt, o alimentos parecidos. Igualmente, si realizaste un entrenamiento intenso, es recomendable que una de tus comidas siguientes contenga proteínas.

 

Realiza Estiramientos

Después de unas horas de correr, ¿quién puede querer seguir ejercitándose? Un baño, una comida caliente y un buen descanso es lo único en lo que podemos pensar, ¿cierto?

Pues aunque suene placentero, es dañino para tu cuerpo.

Detenerte bruscamente y no realizar ejercicios post-entrenamiento puede causar importantes lesiones. Por ello es importante realizar por lo menos unos 10 minutos de estiramientos finales.

Este es uno de los consejos para después de correr más fundamentales.

Los estiramientos permiten regresar a tus músculos a su condición inicial. Esto ayuda enormemente en el proceso de recuperación por el cual debe pasar tu cuerpo. Esto se debe a que los estiramientos aumentan el flujo sanguíneo y alivian dolores y posibles lesiones.  

Es importante que al estirarte te enfoques en los grupos musculares que se activan al correr. ¡Y son numerosos!

Con unos minutos de elongaciones bastarán para preparar a tus músculos para tu siguiente aventura.

 

Date Un Baño

Aunque no lo creas, hay más razones -¡además de las higiénicas!- para darte un baño después de correr.

Un baño con agua caliente es excelente para que tus músculos vuelvan a su condición inicial, relajándose. Esto ocurre ya que el agua caliente es útil para propiciar la circulación al dilatar los vasos sanguíneos.

También se recomienda combinar el agua caliente con agua fría para terminar de refrescar tus músculos. El agua fría también es ideal para reducir la inflamación de los músculos.

Si puedes hacerlo dentro de una tina, mejor, pero si no es así, una ducha funcionará perfectamente.

Es importante tener en cuenta que debes esperar al menos unos 30 minutos antes de bañarte. Esto se debe a que durante este tiempo nuestro cuerpo continúa sudando.

Mientras esperas, se recomienda que realices ejercicios de estiramiento para ayudar a tu cuerpo a relajarse y cuidar tus músculos.

 

Descansa Correctamente

Aunque parezca innecesario decirlo, uno de los consejos para después de correr más esenciales consiste en reposar apropiadamente.

Para comenzar, acuéstate sobre el suelo y apoya los pies sobre la pared unos minutos. Esto te permitirá refrescar tus piernas despertando el flujo sanguíneo.

A la hora de dormir, es importante que descanses con las piernas un poco levantadas. Puedes apoyarlas en una almohada para incentivar la circulación.

Y no olvides: ¡duerme lo suficiente!

Ya sea que estés descansando de un maratón o de un entrenamiento, el reposo es vital. Tu tiempo de descanso debe ser proporcional a la intensidad de la actividad realizada.  

Igualmente, si participaste en una actividad como una carrera o un entrenamiento de alta intensidad, no lo repitas de inmediato. Tu cuerpo requerirá algunos días para recuperarse completamente.

Si no quieres dejar de entrenarte, usa los días siguientes para realizar una actividad de más baja intensidad. Un entrenamiento ligero o una caminata serán mejores opciones que intentar salir a correr a toda máquina.

Hacerlo puede causarte lesiones importantes al interrumpir el ritmo de recuperación de tu cuerpo.    

 

Prepárate Para El Próximo Entrenamiento

Una vez que hayas cumplido por completo con tu rutina de descanso, es tiempo de prepararse para la siguiente aventura.

Si haces un seguimiento de tus métricas, puedes comenzar por analizar tu desempeño. ¿Cuáles fueron tus fortalezas y debilidades? ¿Qué debes mejorar? ¿Cuál es tu próximo objetivo?

No te olvides también de darle una revisión a tus hábitos antes, durante y después del entrenamiento. Si sufriste alguna lesión o contratiempo, ¿se debió a alguna falla o algún paso que olvidaste? De ser así, modifica tu plan para el siguiente ejercicio.   

Si entrenarás al día siguiente, también es importante que te prepares físicamente. Prepara tus comidas, ingiere carbohidratos con antelación, y asegúrate de que tu cuerpo esté completamente preparado para salir al ruedo.

Por último, dale una revisión a tu equipo. Asegúrate de que tus zapatillas estén en buen estado, carga tu reloj deportivo, y llena tu botella con tu bebida preferida.  

 

Consejos Para Después De Correr

 

¿Tienes más consejos para después de correr? Compártelo en los comentarios.

 

Deja un comentario