Sumérgete con el Descent MK1 de Garmin

Explora las profundidades con el Descent MK1, el nuevo computador de buceo anunciado por Garmin. Atrévete a llegar más lejos y a descubrir un nuevo mundo con sus características avanzadas.

El Descent MK1 es el primer reloj de buceo que te ofrece navegación y características avanzadas.

 

 

¿Qué es lo nuevo del Descent MK1?

Garmin Descent MK1

GPS en superficie: posee receptores GPS y GLONASS de alta sensibilidad que marcan el inicio y final de la inmersión.

Planifica tus inmersiones: bucea por recreación o realiza inmersiones técnicas definiendo detalles como cantidad de botellas, manómetro, apnea, tipo de gas, etc.

Se activa automáticamente: inicia o detén tu actividad simplemente sumergiéndote o saliendo del agua.

Navega bajo la superficie: usa la brújula de tres ejes incorporada con sólo tocar la pantalla.

Mantente alerta: con notificaciones y vibraciones.

 

 

¿Por qué bucear con el Descent MK1?

Mejora tu Inmersión

  • Tiempo de inmersión
  • Temperatura del agua
  • Velocidad de ascenso y descenso
  • Tiempo de no descompresión
  • Parade de descompesión
  • Autonomía de la batería
  • Admite además hasta seis mezclas de gases diferentes, como el Nitrox y el Trimix.

Mejora tu Navegación

El Descent MK1 cuenta con GPS, GLONASS, y mapas, además de sensores de navegación como:

  • Altímetro
  • Barómetro
  • Brújula electrónica de 3 ejes con inclinación compensada

Puedes activar estas características cuando estás en movimiento o no, son fáciles de leer, y también fácilmente accesibles bajo el agua.

Características Multideporte y más

El Descent MK1 de Garmin no solo te acompaña mientras buceas. También te permite monitorear tu frecuencia cardíaca en la muñeca, ver métricas fisiológicas, dinámicas de carrera, perfiles de actividad preinstalados para natación, carrera, ciclismo, excursionismo, etc.; y mucho más.

 

Garmin Descent MK1

 

¿Lo quieres? Subscríbete a nuestro boletín para mantenerte al día con los nuevos lanzamientos de Garmin y su llegada al país.

Deja un comentario