¿Es el ejercicio la cura para la demencia?

La demencia abarca un grupo de diversas enfermedades que afectan a casi 50 millones de personas a nivel mundial. Por años, los científicos han intentado encontrar la cura para la demencia, pero hasta el momento no se ha descubierto una solución permanente. Algunos medicamentos y terapias pueden aliviar ciertos síntomas, pero la mejor medida continúa siendo una correcta prevención.

De acuerdo a las investigaciones realizadas hasta el momento, la actividad física y una dieta saludable pueden contribuir a la disminución efectiva de los factores de riesgo. Según los hallazgos, el ejercicio beneficia la salud de las células del cerebro, mientras que llevar una correcta nutrición tiene efectos saludables sobre el corazón.

Según un estudio reciente publicado en la revista Neurology, y realizado por la Academia Americana de Neurología, las mujeres con excelente aptitud física a mediana edad tienen casi un 90% menos probabilidad de desarrollar demencia que mujeres con aptitud física moderada.

La resistencia o ‘stamina’ –es decir, el tiempo que le lleva a la persona alcanzar la cúspide del agotamiento- se convierte así en un factor importante para conocer el nivel de riesgo de la persona. Este descubrimiento parece indicar que al mejorar la aptitud cardiovascular a mediana edad se puede retrasar o incluso prevenir el desarrollo de algún tipo de demencia.

Así, si bien la actividad física no es capaz de eliminar por completo la posibilidad de desarrollar alguno de estos males, puede considerarse como parte vital de la cura para la demencia.

Es importante tomar en cuenta que este estudio no es aún concluyente, y más investigaciones son necesarias para conocer los efectos del ejercicio sobre el desarrollo de este tipo de enfermedades. Sin embargo, los expertos consideran que el ejercicio cardiovascular frecuente y la implementación de hábitos saludables en la rutina diaria si están conectados con la salud general del cuerpo, lo cual ayuda a reducir el riesgo del declive de las funciones cognitivas.

¿Qué puedes hacer desde ahora?

Usa tu pulsómetro o monitor de actividad para hacer el seguimiento de la cantidad de ejercicio que realizas. Aumenta progresivamente de intensidad y cantidad cada semana, y varía regularmente tus entrenamientos.

Sigue las métricas relacionadas a tu aptitud física de forma diaria, y presta atención a las recomendaciones de tu gadget.

Usa aplicaciones complementarias para monitorear todo lo referente a hábitos saludables como tu hidratación y alimentación.

 

Fuentes:

Alzheimer’s Association. What Is Dementia? https://www.alz.org/what-is-dementia.asp

CNN. Dementia study links your risk with your fitness level. https://edition.cnn.com/2018/03/14/health/dementia-risk-fitness-study/index.html

Science Daily. Physically fit women nearly 90 percent less likely to develop dementia. https://www.sciencedaily.com/releases/2018/03/180315101805.htm

Deja un comentario