Consecuencias del estrés en el deporte

“¿Estresado? ¡Ve a entrenar!”… La mayoría de los atletas ha escuchado en algún momento este consejo. Pero lo cierto es que no siempre es lo más correcto.

Es importante tener en cuenta las consecuencias del estrés en el deporte. Ya sea por sobre-entrenamiento o ansiedad, un alto nivel de estrés puede afectar tu rendimiento y bienestar. Tanto los atletas profesionales como los novatos deben conocer su status de estrés para poder ajustar sus hábitos.

Pero, ¿qué es el estrés?

En sí, se trata de una respuesta del cuerpo muy semejante a nuestro instinto de “huir o pelear”. El hipotálamo libera hormonas de estrés que desencadenan diversas reacciones físicas: el corazón y la respiración se aceleran, tus músculos se tensan, etc. Así, tu cuerpo se protege contra las amenazas externas.

El problema se genera cuando tu cuerpo se encuentra en este estado muy a menudo. Cuando los niveles de estrés están altos por demasiado tiempo, termina afectando tu sistema nervioso, digestivo, respiratorio, entre otros. Dolores estomacales, altos niveles de azúcar en la sangre, un alto riesgo de infarto, etc., son algunos de los malestares provocados por un alto nivel de estrés.

En los atletas, el estrés puede provocar:

Irregularidades cardiovasculares y respiratorias: debido a la adrenalina hace que el corazón lata a mayor velocidad, provocando que los vasos sanguíneos se contraigan para que llegue más oxígeno a tus músculos. Por ello, también respirarás más rápidamente, lo cual puede agotarte o generar problemas respiratorios.

Posibles lesiones: ya que los músculos se encuentran en tensión por demasiado tiempo, estarás más vulnerable ante un mal movimiento o un entrenamiento de alta intensidad.

Dificultad para recuperarse o sanar: con un alto nivel de estrés, tu cuerpo no puede combatir enfermedades y heridas, o incluso recuperarse normalmente. Esto se debe a que las hormonas del estrés debilitan al sistema inmunológico.

Malos hábitos alimenticios: el estrés puede alzar los niveles de las hormonas leptina y ghrelina, responsables de regular nuestro deseo de alimentarnos. Es por ello que las personas con altos niveles de estrés tienden a comer más, lo cual puede afectar tu estado físico.

¿Cómo combatir las consecuencias del estrés en el deporte?

Ya seas un atleta profesional o un fanático ocasional del fitness, la respuesta es la misma: debes prestar atención a tu cuerpo. Los síntomas del estrés son variados y notables. Si notas alguna irregularidad, o si te encuentras en medio de una situación difícil, es momento de hacer ajustes a tu rutina.

Vívosport™Si no quieres dejar de ejercitarte, monitorear tu nivel de estrés es importante para no sobrecargar tu cuerpo y correr el riesgo de lesionarte. Para evitarlo, debes planificar tus entrenamientos de la forma más adecuada. Si tu nivel de estrés es muy alto, evita entrenamientos de alta intensidad por un tiempo. Opta por opciones como yoga, caminatas, o actividades moderadas que te permitan estar activo.

Igualmente, busca opciones para reducir tus niveles de ansiedad: meditación, una dieta sana, alejarte de situaciones demandantes, etc. De ser necesario, consulta a un especialista para asegurarte de estar en tu forma más óptima.

Si quieres más información sobre tu estado físico, prueba monitorear tu nivel de estrés con las pulseras de actividad y relojes inteligentes de Garmin. Estos dispositivos recopilan información sobre la variabilidad de tu frecuencia cardíaca, y te notifican sobre cambios substanciales que debes tener en cuenta. Así, puedes planear mejor tu semana de entrenamientos mientras te mantienes en tu estado ideal.

Lo más importante a la hora de lidiar con las consecuencias del estrés en el deporte es comprender que no se trata de entrenar más o siempre con la misma intensidad. En cambio, debes ajustar tus sesiones a las necesidades de tu cuerpo sin obligarlo a esforzarse de más.

Fuentes:

Business Insider

HealthLine

Deja un comentario