Cómo fijar metas con tu monitor de actividad

¿Tienes una meta fitness que quieres lograr este año? Bajar de peso y tonificar la musculatura son metas comunes para esta época. Y si en Navidad recibiste un monitor de actividad o pulsómetro, seguramente piensas que vas por buen camino.

En realidad, de acuerdo a un estudio realizado por el British Journal of Sports Medicine, no están tas preparado como creías. Según lo descubierto por estos expertos, las personas que utilizan un monitor de actividad con un objetivo específico disfrutan mejores resultados en su salud física. Por otro lado, aquellos que no tienen una meta clara mientras se ejercitan, ven que su actividad física declina progresivamente.

Tomando en cuenta esta información, es importante que si deseas lograr efectos reales sobre tu salud, no te limites únicamente a prender y apagar tu reloj multideporte cuando te ejercitas. Debes fijar metas con tu monitor de actividad con el fin de mantenerte motivado y ver cambios regularmente.

Sigue estos consejos:

 

Cómo fijar metas con tu monitor de actividad

 

Determina tu “por qué” y “qué”

¿Qué te motiva a ejercitarte? ¿Tu salud? ¿Reducir el estrés? ¿Mejorar tu condición física?… Este es tu “por qué”: lo que debes tener en cuenta en cada entrenamiento que realizas. Cada actividad debe apuntar a cumplir con este norte.

A continuación, debes determinar el “qué” quieres modificar: tu peso, tu musculatura, tu resistencia, etc. Esto es lo que te permitirá definir el tipo de actividades que debes realizar semana a semana para lograr tu objetivo general.

 

Define tu “cómo” a través de pequeños pasos

No puedes lograr tus metas de golpe. Para cada actividad, debes definir objetivos limitados y realistas por día y semana. Por ejemplo: caminar 1000 pasos, correr por 15 minutos, tomar 15 vasos de agua al día, etc. Igualmente, dales una fecha y tiempo: ejercitarte 3 veces a la semana, todos los días, los fines de semana, etc.

Una vez definidas tus metas específicas, es hora de determinar las métricas que te ayudarán a monitorearlas. Los pulsómetros y monitores Garmin, por ejemplo, te permiten hacer un seguimiento de la cantidad de pasos, kilómetros, calorías perdidas, y otras medidas fisiológicas relevantes.

Para no perder tu objetivo, monitorea inicialmente unas pocas que se relacionen directamente a tus metas. Después de cada entrenamiento o sesión de ejercicio, anota tus números y asegúrate de cumplir tus metas cada día.

 

Analiza tus resultados

Al finalizar la semana, revisa tus números con Garmin Connect. ¿Cuántas metas cumpliste? ¿Cómo mejoró tu estado físico? ¿Qué te falta para cumplir tu objetivo general?

Al conocer estos detalles, podrás planificar mejor tus entrenamientos de la semana siguiente. Puedes añadir actividades que quedaron pendientes, o aumentar la intensidad o duración de las sesiones de ejercicios que realizarás. Lo importante es saber con certeza qué pudiste lograr, y qué puedes mejorar.

Igualmente, ver los resultados de la semana también es excelente para darle un empujón a tu confianza y mantenerte motivado a seguir avanzando.

 

Agrega nuevas variantes con el tiempo

A medida que logres completar tus metas a corto plazo, puedes ir incorporando otros objetivos y, por tanto, nuevas métricas qué monitorear. Por ejemplo: conocer tu patrón de descanso, condición de rendimiento, tu condición de entrenamiento, etc. es útil para analizar con detalle tu aptitud física y los efectos de tu esfuerzo.

Pero hazlo progresivamente. Recuerda comenzar desde metas sencillas, alcanzables y fáciles de monitorear, para así no perder la motivación.

 

Fuentes:

Huffington Post. http://www.huffingtonpost.co.uk/entry/fitness-tracker-set-goals_uk_5a55f7cde4b03417e873a8fe

Men’s Fitness. https://www.mensfitness.com/training/pro-tips/want-actually-lose-weight-using-your-fitness-tracker-do

Deja un comentario