Entrenamiento de Fuerza: qué es y por qué hacerlo

¿Entrenamiento de fuerza? Suena un poco aterrador, ¿cierto? Pero en realidad este tipo de actividad física es excelente para complementar otro tipo de disciplinas como el running, el ciclismo, entre otras.

El entrenamiento de fuerza se concentra en fortalecer los músculos por medio de rutinas de ejercicio compuestas de repeticiones y series. Cada entrenamiento se enfoca en los músculos de un área particular del cuerpo, trabajándolos a través de pesos y movimientos específicos.

Por qué practicar el Entrenamiento de Fuerza

Forma parte de un entrenamiento completo

La fuerza es uno de los tres principales elementos a trabajar para estar en forma, siendo los otros la resistencia y la flexibilidad. Por lo general, algunos atletas tienden a olvidarse de este aspecto al planificar su rutina. Pero para tener un programa de entrenamiento completo es necesario incluir algunos minutos de fuerza semanalmente.

El entrenamiento de fuerza es ideal para todos, y existen varios tipos a desarrollar, como la fuerza máxima, potencia, etc. El tipo de ejercicios a realizar dependerá del tipo de cuerpo, edad, género y otras variables de la persona. Lo más importante es buscar el apoyo de un experto que pueda ayudarte a encontrar la rutina perfecta para ti.

Complementa tus ejercicios de cardio con algunos minutos, varias veces a la semana, en la sala de musculación, o haciendo ejercicios con pesas en casa.

Es beneficioso para la salud general

El entrenamiento de fuerza es excelente para el bienestar de atletas profesionales y novatos de cualquier edad. Por ejemplo, un estudio reciente de la Universidad Católica de Murcia encontró que este tipo de actividad ayuda a las personas mayores a combatir y prevenir enfermedades crónicas y óseas, entre otros males.

De acuerdo a los expertos, el entrenamiento de fuerza no sólo actúa sobre los músculos. También genera cambios a nivel molecular, hormonal, entre otros. Es capaz de generar beneficios considerables en cuanto a la presión arterial, control de la glucosa, control del peso corporal, el retraso del envejecimiento, etc.

Si ya realizas alguna actividad física como el running o el ciclismo, incluir este tipo de entrenamiento en tu programación es importante para preparar mejor a tu cuerpo para futuras competencias y retos.

¿Ya forma el entrenamiento de fuerza parte de tu rutina?

 

Fuentes:

Mercola. Guía para principantes para el entrenamiento de fuerza.

Senior. El entrenamiento de fuerza en mayores previene enfermedades musculares y óseas.

Vitonica. Entrenamiento de fuerza: tipos y claves (I)